Descanso en el trabajo: ¿por qué es importante para el rendimiento laboral?

ATENEMI CENTRO DE FORMACIÓN - FORMACIÓN ONLINE - CURSOS ONLINE - Descanso en el trabajo por qué es importante para el rendimiento laboral

Descanso en el trabajo: ¿por qué es importante para el rendimiento laboral?

Descanso en el trabajo: ¿por qué es importante para el rendimiento laboral?

Nuestra forma de vida actual, con las demandas y exigencias que conlleva, propicia que nuestro sueño no sea a veces todo lo reparador que necesitamos y que hayan ido en aumento las personas que sufren trastornos referentes a esta función básica para nuestro bienestar físico y emocional.

Llamamos descanso en el trabajo al conjunto de pausas que es necesario realizar durante la jornada laboral para preservar la salud física y mental de los trabajadores. Dada la importancia de este asunto tanto para los empleados como para las empresas, vamos a hablar sobre ello

¿Por qué es importante el descanso en el trabajo?

La importancia del descanso en el trabajo es uno de los temas más destacados dentro del ámbito de la prevención de riesgos psicosociales en el trabajo, incluyendo la relacionada con los factores de riesgo psicosocial. Por esta razón, al menos en la teoría, está ampliamente desarrollado en la legislación laboral.

A veces, por “exigencias del guion”, nos olvidamos de la importancia de no sobrecargarnos al trabajar y de la de hacer ajustes en nuestro ritmo y en nuestras expectativas. Sin embargo, hacer un descanso en el trabajo de vez en cuando es imprescindible para un adecuado rendimiento y para prevenir problemas de salud laboral, incluyendo problemas de salud mental.

Si bien las leyes laborales requieren que todos los empleados de tiempo completo tomen un descanso para almorzar durante el día, solo uno de cada tres trabajadores se aleja de su escritorio para almorzar. La mayoría de los empleados se saltan el almuerzo o almuerzan en su escritorio mientras trabajan. Esto no es solo una violación de la ley, también es terrible para su productividad y su estado mental.

Programar un adecuado descanso en el trabajo

Como hemos indicado, la legislación laboral ya regula el descanso en el trabajo, determinando los mínimos que se deben seguir en relación con la tarea que se realiza y a la cantidad de horas que se trabajan.

A partir de esa legislación vigente, lo habitual es que haya ciertas pausas establecidas de antemano en la empresa, de acuerdo a su cultura empresarial y a las tareas que deben ser desempeñadas.

Dos clásicos ejemplos de descanso en el trabajo son la llamada “pausa para el café” y, por supuesto, el momento de la comida. Desde nuestro papel como empleados responsables (de nuestro trabajo pero también de nuestro bienestar laboral) podemos cuestionarnos diferentes cosas sobre este asunto: ¿cuánto tiempo es recomendable para ese “café” y para comer? ¿Es el tiempo legalmente establecido el más recomendable para las necesidades de la empresa y para las mías como trabajador? Y, por supuesto, ¿qué tiene que suceder concretamente durante mis periodos de descanso para que cumplan su función?

Beneficios del descanso en la jornada laboral

El descanso dentro de la jornada laboral no solo es un derecho de los trabajadores, sino que trae consigo ciertos beneficios para su salud. Y por supuesto, todo beneficio para el trabajador, suele traducirse en beneficio para la empresa. Algunos de los beneficios del descanso en la jornada laboral son los siguientes:

Ayuda a despejar la mente

Tomar un descanso hará que la mente se relaje y que se recargue de energía gracias a la distracción. Además, hacer el descanso con alguna otra persona permite socializar: una de las mejores formas de desconectar para el cerebro. Beber agua, tomar un café o un tentempié son de las mejores cosas que se pueden hacer para ayudar al cerebro a desconectar.

Recarga fuerza y energía

Esta desconexión de unos minutos es muy beneficiosa para recuperar fuerzas y seguir después con la jornada laboral con más energía. Se trate del tipo de trabajo que se trate, el cuerpo (y la mente) necesita tomarse algún descanso para recuperarse y poder seguir produciendo sin contratiempos, evitando agotamiento, estrés…

Aumenta la productividad

Estudios indican que tras 50 minutos de trabajo, empieza a caer la concentración. Es conveniente levantarse de la silla y pasear, incluso realizar algún estiramiento, ya que nuestro cuerpo no está hecho para estar largas horas sentado en la silla. Este pequeño descanso, a ser posible unos minutos cada hora, aumentará la concentración y por consiguiente, la productividad.

ATENEMI CENTRO DE FORMACIÓN - FORMACIÓN ONLINE - CURSOS ONLINE - Descanso en el trabajo por qué es importante para el rendimiento laboral

ATENEMI CENTRO DE FORMACIÓN – FORMACIÓN ONLINE – CURSOS ONLINE – Descanso en el trabajo por qué es importante para el rendimiento laboral -unsplash/Jason Goodman

3 características de tu descanso en el trabajo

1. Cantidad de descansos

No se trata de hacer un descanso o cuatro, sino de realizar los descansos necesarios para armonizar adecuadamente el rendimiento con el bienestar. Recuerda que la cantidad de descansos que necesitas tú no tiene por qué coincidir con la de tu compañero de al lado.

2. Duración de los descansos

Algunas personas necesitan pocos descansos pero prolongados. Otras personas necesitan descansos más frecuentes pero de corta duración. ¿Qué necesitas tú?

3. Contenido de los descansos

Se trata de pensar qué te va bien durante tus descansos. Puede ser silencio absoluto, una charla banal con tus compañeros, salir a algún espacio al aire libre con el que contéis en la oficina…

Conclusión

Instituir un cronograma de descansos regulares también le dará una serie de plazos mínimos para trabajar, que pueden impulsarlo a terminar una tarea más rápidamente. Y todos los beneficios de los descansos regulares que ya hemos discutido: ayudarlo a retener información, comprender el panorama general, cultivar su creatividad y adoptar hábitos más saludables, finalmente se combinarán para permitirle trabajar de manera más productiva y efectiva.

La ociosidad no es solo unas vacaciones, una indulgencia o un vicio; es tan indispensable para el cerebro como lo es la vitamina D para el cuerpo, y privados de ella sufrimos una aflicción mental tan desfigurante como el raquitismo… Es, paradójicamente, necesario realizar cualquier trabajo.

 

Te mandamos un saludo, esperamos que lo expresado te haya sido de utilidad, y si tienes alguna necesidad o cuestión no dudes en ponerte en contacto con nosotros en:

Pablo Jiménez Cores, psicólogo social y organizacional.

formación y consultoríaCampus Atenemi

No hay comentarios

Post A Comment