EL COMPAÑERISMO O BRIDGE BUILDING PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD

ATENEMI CENTRO DE FORMACIÓN - FORMACIÓN ONLINE - CURSOS ONLINE - EL COMPAÑERISMO O BRIDGE BUILDING PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD

EL COMPAÑERISMO O BRIDGE BUILDING PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD

EL COMPAÑERISMO O BRIDGE BUILDING PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD

Si consideramos a las empresas como un sistema productivo, entenderemos que cada departamento cumple una función específica y que la suma del trabajo de cada componente hará posible concretar una venta o ejecutar con éxito un servicio.

Para eso es necesaria una buena comunicación dentro de la estructura empresarial. Ese es el trabajo del Bridge Building o compañerismo(que aquí somos amigos de los anglicismos, lo justo), una metodología que ayuda a mejorar la productividad empresarial a través de la construcción de puentes comunicacionales. Es decir, de romper los muros interdepartamentales que se elevan en las empresas, tanto grandes como pymes, desde los mismos comienzos de estas.

 

Las empresas entienden, cada vez más, que el clima laboral es determinante para el éxito; existe una relación muy estrecha entre productividad, rendimiento, y el buen clima laboral en la empresa.

 

¿Qué es el Bridge Building?

El Bridge Building es un concepto novedoso que busca fomentar la relación y la colaboración entre departamentos. Se trata de facilitar el intercambio de ideas y de conocimiento entre perfiles de empleados muy diferentes entre sí, permitiendo encontrar enfoques y propuestas que rompan con lo establecido.

Un problema recurrente en las empresas que poseen estructuras departamentales, es que cada área tiende a trabajar como una isla independiente del resto de la organización, complicando la comunicación y, en consecuencia, interrumpiendo los flujos de trabajo, creando retrasos o entorpeciendo la culminación de los procesos productivos.

El Bridge Building es una metodología de trabajo que busca reforzar o generar conexiones entre los diferentes profesionales, departamentos o áreas de trabajo de la compañía, de manera que se facilite el intercambio de ideas y conocimientos entre ellos.

El método bridge es uno de los más utilizados en las compañías para fomentar la confianza y el compromiso de sus empleados, y por ende la productividad del equipo. En algunos casos hay empresas que cumplen con las máximas del método sin saberlo.

En este punto, la comunicación interna es un paso necesario para mejorar la productividad de la compañía, ya que facilita la creación de un espacio seguro para compartir ideas e información entre los profesionales, produciendo puentes entre personas de equipos diferentes y posibilitando la búsqueda en común de soluciones transversales a los retos.

La técnica del Bridge Building busca mayor fusión entre equipos, fomentando la comunicación a través de la construcción de puentes entre ellos, tal como lo indica el nombre en inglés.

Consiste en aplicar estrategias que dentro del ambiente laboral permitan el encuentro entre colaboradores y el desarrollo de actividades que propicien el diálogo entre compañeros de trabajo.


Objetivos del método Bridge

El objetivo principal del Bridge Building es el de crear relaciones entre los profesionales de distinta jerarquía, siempre teniendo en cuenta las principales claves para que este método funcione correctamente: la diversidad, la confianza, la colaboración y la importancia de compartir experiencias y opiniones en un espacio seguro.

Favorecer un proceso así puede llegar a acabar con el estancamiento de muchas empresas, ya que resulta idóneo para la innovación y el desarrollo potencial del talento.

Entre otras cosas, lo primero que se busca es originar confianza entre departamentos para que compartan información, se apoyen y se establezcan relaciones entre los diferentes trabajos: Se basa en aplicar una serie de estrategias dentro del ambiente laboral que estimulen la conexión entre empleados.

La metodología propia del Bridge Building, que se basa en:

  • La exploración: se inicia con la Experience Talk, que es una charla motivacional donde, mediante recursos dinámicos, se busca mantener la atención de los participantes e iniciar relaciones entre ellos. Es muy efectivo, ya que permite a los asistentes comentar ideas y proyectos a otros compañeros de manera horizontal.
  • La construcción: se trabaja mediante los encuentros One-To-One entre los profesionales y los directivos de la empresa, para que así entiendan la necesidad del cambio. Una vez que los directivos se sientan cómodos, será mucho más fácil que los empleados también lo estén.
  • El mantenimiento: todo esto tiene que ir acompañado de un seguimiento personalizado de la experiencia de cada empleado para analizar la evolución del proyecto y que se cumplan los objetivos.

Estrategias de Bridge Building

De manera puntual, algunas acciones para fomentar el Bridge Building son:

  • Mejorar el marketing interno para generar puentes de comunicación que permitan alinear e integrar los diferentes equipos de trabajo en beneficio de los objetivos globales de la compañía.
  • Identificar a los líderes de cada equipo, aquellos que transmitan confianza al resto de los empleados y que estimulen o creen nexos entre departamentos.
  • Fomentar un ambiente laboral más agradable, por ejemplo, aplicar estrategias dirigidas al salario emocional de los empleados.
  • Trabaja con herramientas modernas que ayuden a incrementar la productividad laboral.
  • Realizar actividades, talleres y cursos que fomenten en los empleados habilidades comunicativas, resolución de problemas, potenciación del pensamiento creativo.
  • Busca proyectos ambiciosos que le permitan a los departamentos trabajar en conjunto y establecer conexiones o flujos de trabajo.
  • Genera canales de comunicación efectiva.
  • Desarrollar actividades que permitan el encuentro y diálogo entre los miembros de la organización.

 

Y es que está demostrado que los equipos que funcionan mejor no son los que tienen miembros más inteligentes, o cuentan con una “superestrella”, sino los que conectan mejor emocionalmente entre ellos. Un biólogo de la universidad de Purdue, llamado William Muir, llevó a cabo un experimento para estudiar cómo mejorar la productividad. Para ello utilizó gallinas, que son animales que viven en comunidades, tienen un ciclo de vida relativamente corto y cuya productividad puede medirse fácilmente por los huevos que ponen.

Estableció dos grupos de gallinas: el primero era un grupo promedio, el grupo de control, sobre el que no intervino, y el segundo era el grupo de las “supergallinas”, formado por las gallinas más productivas. En éste, de cada nueva generación de gallinas seleccionaba sólo a aquellas más productivas para volver a conformar el nuevo grupo de “supergallinas”.

Pues bien, tras seis generaciones de gallinas, el grupo de control mejoraba su productividad sostenidamente (ponían más huevos) sin intervención alguna, mientras que en el grupo de las “supergallinas”, todas menos tres habían muerto pues se habían agredido (picoteado) entre ellas. Las gallinas individualmente más productivas habían logrado su éxito mediante la eliminación de los otros miembros.

Claves para que el Bridge Building tenga éxito en la empresa

Uno de los mayores retos a la hora de plantear su organización radica en hallar la mejor manera de comunicación interdepartamental, siempre con el objetivo de mejorar la productividad entre sus equipos. Es aquí donde aparece el concepto de Bridge Building, un método cuyo éxito depende de la capacidad para reforzar los valores y filosofía de la empresa mediante acciones concretas:

  • Mejorar la comunicación interna: ayuda a generar puentes de conexión que permitan alinear e integrar los diferentes equipos de trabajo en beneficio de los objetivos globales de la compañía.
  • Identificar a los líderes de cada equipo: serán los responsables de estimular o crear nexos entre departamentos, por lo que deben destacar como líderes y ser capaces de transmitir confianza al resto de los compañeros.
  • Fomentar un ambiente laboral más agradable: aplicando estrategias dirigidas al salario emocional de los empleados. Las generaciones actuales valoran muy positivamente otros factores más allá del salario, como los planes de formación, los beneficios sociales o el buen ambiente laboral.
  • Trabajar con herramientas modernas que ayuden a incrementar la productividad laboral y la comunicación entre los equipos. Los chats internos, que permiten una comunicación directa e instantánea entre los profesionales de la empresa, o los gestores de trabajo en línea son herramientas muy útiles para el control y distribución de la información.
  • Fomentar en los empleados las habilidades comunicativas, resolución de problemas o potenciación del pensamiento creativo realizando talleres, actividades o cursos. Este tipo de actividades favorecen la confianza y el desarrollo personal del profesional, además de facilitar el sentido de progreso en el puesto de trabajo, entre otros beneficios.
  • Trabajo en conjunto de los departamentos: buscar proyectos ambiciosos puede ser beneficioso para establecer conexiones o flujos de trabajo, mejorando así el clima laboral.
  • Desarrollar actividades que permitan el encuentro y diálogo entre los miembros de la organización.

 

No obstante, hay quien repite con frecuencia eso de “no vengo al trabajo a hacer amigos…”. Pero la realidad nos dice otra cosa, porque según el Insee (Instituto Nacional de Estadística Francés), el 20 por ciento de nuestros amigos proviene de nuestro entorno profesional. El mundo laboral aparece en segundo lugar, después de los estudios, en la clasificación de los lugares donde se forjan amistades. De hecho, en aquellas empresas con una cultura organizacional muy marcada y en las que los empleados tienen un alto orgullo de pertenencia, es donde resulta más probable que aparezcan relaciones de amistad. Es curioso el caso de Southwest Airlines, aerolínea conocida por tener una cultura empresarial muy enfocada al servicio al cliente y cuidar al empleado, que declara que un 6 por ciento de sus trabajadores han llegado a casarse con alguien de la misma empresa.

Aunque es cierto que al trabajo se va a trabajar y no a hacer amigos, compartir ocho horas diarias con las mismas personas es complicado cuando no tienes al menos una relación de confianza con ellas. Puede que en el trabajo no sea necesario que exista amistad, (aunque si la hay, estupendo) pero lo que de verdad es importante es que entre compañeros exista una relación de confianza y también de conocimiento mutuo. Ambas cosas pueden conseguirse sin necesidad de salir de cañas todos los días.

Conclusión

El Bridge Building es una estrategia gerencial que aplican empresas u organizaciones que deseen mejorar el trabajo entre departamentos e incrementar la productividad.

Las estrategias empleadas permiten establecer conexiones entre empleados de distintas áreas de la empresa para compartir ideas o propuestas que permitan alcanzar las metas organizacionales.

Si hay problemas de comunicación dentro de tu organización, te recomendamos implementar esta metodología que te ayudará a crear nexos entre departamentos y mejorará el ambiente laboral para tus colaboradores.

En las relaciones laborales, la amistad es una elección, pero la confianza debería ser una obligación, ya que sin ella es más difícil entenderse y llegar a ser buenos compañeros. Y todo esto, al final, redunda en obtener mejores resultados, así que, como decía al comienzo, a lo mejor las empresas deberían plantearse lo de celebrar “el día de la amistad”…

 

 

ATENEMI CENTRO DE FORMACIÓN - FORMACIÓN ONLINE - CURSOS ONLINE - EL COMPAÑERISMO O BRIDGE BUILDING PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD

ATENEMI CENTRO DE FORMACIÓN – FORMACIÓN ONLINE – CURSOS ONLINE – EL COMPAÑERISMO O BRIDGE BUILDING PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD

 


En las relaciones laborales, la amistad es una elección, pero la confianza debería ser una obligación, ya que sin ella es más difícil entenderse y llegar a ser buenos compañeros. Y todo esto, al final, redunda en obtener mejores resultados, así que, como decía al comienzo, a lo mejor las empresas deberían plantearse lo de celebrar “el día de la amistad”…


¿Quieres saber más?

Te mandamos un saludo, esperamos que lo expresado te haya sido de utilidad, y si tienes alguna necesidad o cuestión no dudes en ponerte en contacto con nosotros en:

Pablo Jiménez Cores, psicólogo social y organizacional.

formación y consultoríaCampus Atenemi

No hay comentarios

Post A Comment